DECORACIÓN

ANÍMESE POR UNA DECORACIÓN DE NAVIDAD NÓRDICA 

Fuente: Decofilia.

¡Qué tendrá el estilo nórdico que sigue y sigue coleccionando adeptos! Ya sea por su sencillez, por su luminosidad o por la paz y calidez que transmite, lo cierto es que la Navidad Nórdica gana terreno más allá de su ámbito de influencia natural: los países escandinavos. Si éste es su caso, atención a las claves básicas a tener en cuenta para sentirse esta Navidad como en plena Dinamarca. 

1. EL AMBIENTE 

 

A diferencia de las Navidades del Sur, más pomposas y llenas de adornos, la Navidad nórdica se caracteriza por su simplicidad, tanto en los tonos como en los elementos empleados. Bastan un par de pieles de oveja colocadas sobre las sillas habituales para potenciar la sensación de invierno, un par de adornos colgantes como pequeñas tiras luminosas o estrellas, y por supuesto, un árbol de Navidad natural o en madera. 

2. EL COLOR 

 

Como no podía ser de otra forma, la Navidad nórdica debe respetar las tonalidades propias de este estilo: un predominio absoluto de blancos y grises como base, colores neutros por antonomasia y dulcificados por la calidez de la madera. 

 

Una vez obtenida la base, según el ambiente que se quiera conseguir pueden utilizarse pequeños toques de negro para un estilo más elegante, verde para un aire más natural, o rojo para una Navidad más informal y divertida. 

a) Figuritas de animales 

b) Letras corpóreas 

c) Velas

3. EL ÁRBOL DE NAVIDAD

 

El árbol de Navidad en un estilo nórdico suele ser más sencillo y espartano que el nuestro. El espumillón brilla por su ausencia, y las clásicas bolas de purpurina dejan paso en este caso a colgantes más cotidianos como campanas, pájaros o simplemente, nada.
 

Los países nórdicos llevan la naturaleza metida en vena y los árboles de plástico están vetados. Pueden ser elaborados con tablones de madera, de cartón o de papel para colocar en una pared, simplemente pintados sobre un muro, pero nunca, nunca, tratarán de emular un árbol natural con uno de plástico.  

4. LOS COMPLEMENTOS 

 

Los complementos son en realidad los reyes de una Navidad nórdica. Es a través de ellos donde este estilo refleja su máxima expresión. Multitud de sencillos elementos dispersados por la casa aportan ese aire escandinavo navideño tan propiamente suyo.  Veamos los más característicos: 

d) Estrellas

e) Elementos naturales 

¿Verdad que dan ganas de llenar la casa de este ambiente? Por resumir: tonos neutros, presencia de madera, tiras luminosas y complementos sencillos o naturales son la base de una decoración de estilo escandinavo que enamora a más de uno, incluidos los presentes. 

Mapa del Sitio

Síguenos en  Redes Sociales

ico_face.png
ico_ist.png
ico_twi.png

Funeraria Jaramillo 2020 © All Rights Reserved