LA IMPORTANCIA DEL CUIDADOR EN  EL  ADULTO MAYOR 

BIENESTAR

“Lo que una vez disfrutamos, nunca lo perdemos. Todo lo que amamos profundamente se convierte en parte de nosotros mismos.” 

 

Helen Keller 

Un buen día de agosto de 2020, la vida de “Albita” se transformó, había dejado de latir el corazón de la persona más amada de su vida, a quien le dedicó hasta el final de sus días el cuidado exhaustivo que requiere una persona en este último proceso del ciclo vital. A medida que se envejece se producen cambios en la vida de las personas adultas mayores, convirtiéndose en seres vulnerables y dependientes.  

 

La pérdida de capacidades tanto físicas, intelectuales y psíquicas que van ocurriendo en la vida de los adultos mayores, amerita la asistencia y apoyo permanente para realizar actividades de la vida diaria como bañarse, vestirse, comer, caminar, ir al baño y para  el desempeño de  las tareas de la vida cotidiana como salir a la calle, usar el teléfono, preparar la comida, manejar su dinero, utilizar transporte, tomar sus medicamentos, y en muchos casos es fundamental contar con los cuidados de otra persona.  

 

Cuando las condiciones económicas son buenas, los familiares pueden afrontar y asumir el cuidado de sus padres adultos mayores sin problema,  sin embargo, cuando las condiciones económicas son críticas, el espacio  de la vivienda es reducido o la situación relacional con los hijos pequeños y adolescentes es  compleja, resulta difícil para las familias poder atender a adultos mayores que necesiten de un cuidado personalizado especialmente en situaciones de demencia senil o Alzheimer.  

En el Ecuador, el 30% de las personas Adultas Mayores cuentan con la asistencia de una persona para su cuidado, siendo por lo general hijos e hijas, esposos o esposas, nietos o nietas.  

En situaciones donde la familia no puede dar atención y apoyo a las necesidades del Adulto Mayor, se hace preciso ingresarlo a una institución que reemplace a la familia en los cuidados. Esta tarea demanda servicios que sean proporcionados con gran humanismo y respeto por la dignidad de la persona mayor.  

¿De qué manera podemos orientar a un adulto mayor para su valía personal? 

 

Debemos motivar a las personas Adultas Mayores para que continúen con sus actividades de autoconocimiento como lectura, aprender una actividad nueva, la autoaceptación, especialmente de los cambios físicos y cognitivos en esta edad, y la autovaloración fundamentalmente en que a pesar de cualquier situación de salud física o mental es una persona útil para su entorno y cuenta con alguna capacidad y autonomía. 

 

¿Cómo podemos ayudar a una persona adulta mayor?

 

  • Brindando al Adulto Mayor una atención personalizada. 

  • Indicando las instrucciones las veces que sean necesarias y de forma adecuada, con paciencia y respeto. 

  • Guiando el trabajo del Adulto Mayor, potenciando sus aptitudes y autonomía. 

 

¿Cómo elaborar un duelo anticipado de un cuidador de una persona adulta mayor? 

 

  • Experimente y a la vez autocontrole los sentimientos de pena, dolor, miedo, rabia, culpa y resentimiento. 

  • Evite la expresión de apatía, tristeza y desinterés ante la persona Adulta Mayor. 

  • Permita la reaparición de la esperanza y la reconducción de la vida. 

Testimonio de Albita 

 

“Mi papá falleció a sus 82 años de edad. Hace 3 años mi mamá falleció y mi papá no soportó su partida, pero allí estuvimos mi hermana y yo para no dejarlo caer, ser su soporte y no dejarlo nunca solo. El amor que yo le tenía y le tengo a mi papá lo superó todo, le dediqué mi amor, paciencia y tiempo. Hoy ya no está, pero me queda la satisfacción de haberle devuelto un poquito de todo el amor y sacrificio que de niña me dio. Agradezco a la Unidad de Atención al Duelo de Funeraria Jaramillo, me enseñaron que la vida continúa y el camino sigue, hoy he vuelto a sonreír”.  

Mapa del Sitio

Síguenos en  Redes Sociales

ico_face.png
ico_ist.png
ico_twi.png

Funeraria Jaramillo 2020 © All Rights Reserved