BIENESTAR

DUELO Y ANSIEDAD

ASISTENCIA EMOCIONAL

"Ansiedad es la reacción que tiene una persona ante amenazas reales o imaginarias"

Horney

El dolor durante el proceso de duelo y más allá de su finalización no se cura, no es una enfermedad, durará tiempo, no sabemos cuánto, pero antes o después tendremos que asimilar la pérdida, aprender a convivir con nuestras emociones, a veces con la tristeza, pero también con la alegría de haber tenido la posibilidad de conocer a esa persona que ya no está, pero que en su momento nos aportó muchas cosas útiles.

Entre el 10% y 20% de las personas afectadas por una pérdida pueden necesitar ayuda profesional.

¿Cómo definir a la ansiedad?

 

Es un estado de angustia o incertidumbre. Una persona ansiosa puede estar inquieta, tensa y/o nerviosa; incapaz de dormir y de concentrarse, con falta de aliento o entumecimiento. La ansiedad por duelo también puede aparecer porque nos encontramos atravesando por la primera fase de este proceso, la negación, en la que podemos experimentar sentimientos de vacío ante la realidad del fallecimiento del ser querido. Hablar sobre la partida es necesario ya que ayudarán a sobrellevar la ausencia.

El miedo, la ansiedad o la evitación persistente, dura al menos cuatro semanas en niños y adolescentes, mientras que en adultos de seis a más meses.

La ansiedad en el doliente puede oscilar desde una ligera sensación de inseguridad a fuertes ataques de pánico, cuanto más intensa y persistente sea la ansiedad más sugiere una reacción de duelo patológico (intensos síntomas de anhelo, tristeza o pérdida de sentido). En algunos casos los supervivientes temen que no podrán cuidar de sí mismos, o la persona puede tener la sensación de muerte personal, “desde que ya no está ya no tengo motivos para vivir” ó “siento miedo de estar a solas”, “no sé como vivir sin esa persona”. También puede aparecer ansiedad, como consecuencia de los miedos producidos, que no sólo afectarán a su propia salud y bienestar sino también a la de sus otros seres queridos.

 

No existe una receta mágica sobre la manera de afrontar esta experiencia triste del duelo, pero sí hay ciertas directrices. En primer lugar, cada persona necesita su propio tiempo y va a sobrellevar el duelo a su manera, de una forma que no es necesariamente intercambiable con la de otras personas. En segundo lugar, es necesaria la expresión de las emociones sentidas, el apoyo social, familiar y la reanudación de la vida cotidiana.

TIPS PARA EN UN ATAQUE DE ANSIEDAD

1. Mire a su alrededor. 

2. Encuentre cinco cosas que pueda ver.

3. Encuentre cuatro cosas que pueda tocar

4. Encuentre tres cosas que pueda escuchar.

5. Dos cosas que pueda oler y una que pueda saborear.

 

Esto se llama “grounding” que significa “conectarse con la tierra”. Puede ayudar cuanto sienta que ha perdido el control de su entorno.

En conclusión, la ansiedad es un aspecto inevitable en nuestras vidas, pero podemos buscar ayuda profesional para que sus efectos no nos desborden y dañen nuestro bienestar.

TAREA QUE LE AYUDARÁ EN LA ANSIEDAD

La persona debe escribirse así misma una carta desde el futuro, veinte o treinta años más adelante. Ha superado los problemas que le han ocasionado la ansiedad y es una versión mayor y más sabia de sí misma. En esta carta, anima a la persona actual y le cuenta cómo consiguió salir adelante, que personas le ayudaron, que cualidades personales supo aprovechar (Yvonne Dolan).

Mapa del Sitio

Síguenos en  Redes Sociales

ico_face.png
ico_ist.png
ico_twi.png

Funeraria Jaramillo 2020 © All Rights Reserved